sábado, 31 de diciembre de 2016

¿Qué es la disciplina positiva?

Hoy os voy a hablar de la disciplina positiva, una filosofía de educación basada en el respeto a los niños. Llevo ya tiempo interesada en esta filosofía, desde que empecé a leer sobre ella me di cuenta que está totalmente de acuerdo con mi forma de pensar. Al leer cosas sobre ella te das cuenta de las cosas que inconscientemente estás haciendo mal en tus comportamientos con tus hijos. Es verdad que no es fácil a veces educar a los niños, no es difícil perder la paciencia y acabamos recurriendo al castigo rápido, a los gritos. Pero a posteriori vemos que esto no sirve de nada y además no nos hace sentirnos bien. Yo creo que las pautas que nos da la disciplina positiva pueden ser muy útiles no solo para su educación, sino para mejorar nuestra relación con ellos, día a día.


Parece ser que esta filosofía comenzó en Austria en los años 20 con Alfred Alder y su discípulo Rudolph Dreikurs, que la denominó Educación Democrática. Posteriormente en los 80 Jane Nelsen fue quien la empezó a difundir en los años 80. Tengo pendiente leer su libro Cómo educar con firmeza y cariño.

La disciplina positiva es un modelo educativo para entender el comportamiento de los niños y la forma de abordar su actitud para guiarles en su camino siempre de forma positiva, afectiva, pero firme y respetuosa tanto para el niño como para el adulto.se basa en la comunicación, el amor, el entendimiento y la empatía para disfrutar de las relaciones familiares y da herramientas a los padres para entender el comportamiento de sus hijos (incluso cuando no es adecuado) y reconducirlo con respeto, sin luchas de poder y siempre positiva. He tomado esta información de la web Disciplina Positiva España.

Estos son, según Jane Nelsen, los cinco criterios a tener en cuenta para una disciplina positiva:
  1. Es amable y firme al mismo tiempo (respetuosa y motivadora)
  2. Ayuda a los niños a sentirse importantes (Conexión)
  3. Es eficaz a largo plazo
  4. Enseña valiosas habilidades para la vida (Respeto, habilidad para resolver problemas, participación, colaboración, responsabilidad…)
  5. Ayuda a que los niños desarrollen sus capacidades y sean conscientes de ellas
Podéis leer también una introducción muy buena a la disciplina positiva en el blog Educar para el Futuro

Todavía tengo mucho que aprender sobre esta filosofía y sus técnicas, pero por ahora me ha gustado mucho lo que he ido viendo, por ejemplo:
  1. No gritar
  2. No castigar. Explicarles las cosas
  3. No premiar, motivar
  4. Empatía con el niño
  5. Escuchar activamente
  6. Los niños no quieren fastidiar
  7. No dejar de lado a un niño cuando tiene una rabieta
  8. No etiquetar a los niños
  9. No hacer las cosas por ellos. No intervenir
  10. No hacer de juez en las discusiones entre hermanos
  11. Dar ejemplo
  12. Establecer límites
  13. Actuar más y hablar menos
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...